El Arco de Santa Catarina… una invitación al romance

Antigua constituye una de las ciudades más antiguas y tranquilas de Guatemala, parece como si aquí el tiempo se hubiera detenido, es cierto que ahora es más bulliciosa que antes, pero no solamente pareciera como si se resistiera a la modernidad, sino que se niega, se revela a dejarse conquistar por el ruido y el ajetreo de las grandes ciudades.

Esto especialmente se nota en la Calle del Arco, que yo me atrevería a afirmar que es la calle más romántica de la ciudad, a cualquier hora, pero especialmente por la noche. Son solamente tres calles que van del Parque Central o Plaza Mayor, al parque de la Merced y su iglesia, pero son tres calles para disfrutarlas, para apreciar sus casas, sus balcones y ventanas, sus aceras, sus calles, pero sobre todo ese Arco majestuoso que se yergue lleno de encanto y esplendor. Fue muy acertada la idea de colocar el alumbrado eléctrico subterráneo por primera vez en esta calle, que pareciera como liberada de todas las demás.

La belleza del Arco de Santa Catarina

La belleza del Arco de Santa Catarina

Yo creo que cuando construyeron este magnífico Arco, jamás se imaginaron en lo que se convertiría, lo que llegaría a ser, uno de los iconos más representativos de la ciudad de Antigua Guatemala. Si lo vemos de sur a norte, aparecen al fondo las increíbles cúpulas de la iglesia de la Merced, este Arco intencionalmente se modificó, en su color y estilo para que hiciera juego con el estilo y diseño de estas cúpulas. Y si lo vemos de norte a sur, parece que coronara a ese majestuoso coloso, el Volcán de Agua, que queda como enmarcado dentro de tan magnífico Arco, como testigo mudo, silencioso y expectante de tantas generaciones, costumbres, tradiciones y leyendas.

El Arco de Santa Catarina, como todo mundo lo conoce, fue construido allá por el año de 1,693; esto se hizo porque las monjas del convento de Santa Catarina Virgen y Mártir, llevando una vida de clausura no podían ver, ni ser vistas por el mundo exterior, y de esta forma podían ir al otro lado de la calle a través del Arco, especialmente por el cultivo de su huerta que tenían en dicho terreno; originalmente esta era su única función.

Posteriormente el presidente Jorge Ubico le mandó a poner un reloj, y más adelante se modificó su entorno, a fin de que hiciera juego con el color y estilo de la iglesia de la Merced, que se encuentra al fondo. Este reloj da campanadas cada quince minutos, y cada hora según la hora imperante.

Arco de Santa Catarina en el día.

Arco de Santa Catarina en el día.

Ahora ya se pueden imaginar, caminando por estas calles maravillosas en compañía del ser querido, pisando la historia con nuestras huellas, escuchando esas campanadas del reloj, y tal vez ocasionalmente las campanadas de alguna otra iglesia cercana, siendo bañado por los rayos perpendiculares del sol que pregonan la caída de la tarde, o por los rayos de la luna llena que tímida se cuela por sus tejados, o bien simplemente por un cielo tachonado de estrellas; esto, serán recuerdos imperecederos que persistirán en nuestra memoria como algo único que vivimos en esta tierra
bendecida por Dios, Guatemala.

Esta Calle del Arco se viste de gala cada fin de semana, periodo en el que queda bloqueada para permitir sólo el paso de peatones, y según la época se convierte a veces en escenario de artistas y músicos, pintores y vendedores ambulantes. Es de hacer notar especialmente la llegada del Año Nuevo, noche en que se llena de una mezcla de turistas de diferentes partes del mundo y connacionales que al unísono, festejan, se congratulan y se desean tiempos mejores, felicidad, dicha y prosperidad. Amparados por una noche serena y diáfana, llena de estrellas y de juegos pirotécnicos, presagiando un futuro mejor para todos, cobijados por esta tierra linda de Guatemala. La Guatelinda que todos soñamos, que anhelamos y brindamos al turista que nos visita deseoso de paz, tranquilidad y amor.

Vengan a Antigua, vengan a Guatemala, los esperamos con los brazos abiertos. Estoy seguro que me lo agradecerán y jamás se arrepentirán.

El Arco de Santa Catarina, Antigua Guatemala

El Arco de Santa Catarina, Antigua Guatemala

Share Button
Próximos Términos de búsqueda:

Deja un comentario

Pin It