La Iglesia de la Merced… fortaleza y misticismo

También llamada de Nuestra Señora de la Merced o de la Virgen de la Merced. Esta iglesia con sólo contemplarla nos infunde una gran fortaleza, posee una cuadratura realmente imponente. Y cuando ingresamos a su recinto reboza de un
gran misticismo, se siente profundamente una gran espiritualidad.

En Antigua Guatemala existen los barrios, comúnmente relacionados con sus respectivas iglesias. Yo he vivido y todavía vivo dentro de este barrio de la Merced, situado en la parte norte de la ciudad. Así que sus calles y monumentos, en especial los correspondientes a esta área, evocan marcadamente los múltiples recuerdos de mi niñez.

De muy pequeño fui acólito en esta iglesia. Seguramente aquí me bautizaron. Pero lo que sí recuerdo muy bien fue mi Primera Comunión que coincidió con mi cumpleaños en el año 1,957. Tiempos maravillosos aquellos, y llenos de una profunda espiritualidad. Esta iglesia me consta que es tan mística, que algunas veces se nos antoja como ver siluetas luminosas que no existen en realidad, al menos en nuestro plano físico.

La Merced

La Merced

Todo este complejo, iglesia y convento, empezó a construirse a mediados del año 1,500. Debido a los continuos temblores y terremotos, tuvo que ser reconstruido muchas veces. Los sacerdotes mercedarios estaban especialmente interesados en la iglesia y a partir del año 1,749 se encargó de su edificación al arquitecto Juan de Dios Estrada, quien elaboró una construcción en piedra como material principal, con un diseño hecho para resistir terremotos. El templo se inauguró finalmente en el año 1,767. Fue tal su éxito que con los terremotos de Santa Marta en 1,773, se destruyó el convento pero la iglesia permaneció intacta. Sin embargo, a raíz de ésta catástrofe, la orden Mercedaría decidió, como lo hizo la mayor parte de la población, trasladarse a la nueva capital. Fue así como se llevaron una gran cantidad de obras de arte: pinturas y esculturas, que hasta ahora permanecen en la Iglesia de la Merced situada en dicha área.

Esta iglesia posee un estilo ultra barroco guatemalteco. En su fachada, en la parte superior esta la efigie de San Pedro Nolasco, fundador de la Orden Mercedaria. Abajo está la imagen de Nuestra Señora de la Merced y el escudo Mercedario. A la izquierda están las figuras de San Ramón Nonato y San Pedro Armengol; a la derecha, están San Pedro Pascual y Santa María de Carvelló, quien fue la primera monja Mercedaria.

Interior Iglesia La Merced

Interior Iglesia La Merced

Como muchas de sus pinturas y esculturas, grandes retablos y otros enseres fueron llevados a la ciudad capital; la iglesia aparece como vacía, ya que son muy pocas las imágenes y altares que quedaron a la capacidad y amplitud que tiene dicho templo. Destacan de manera especial la imagen de Jesús Nazareno, burilado por Alonso de la Paz (1,650). Bellísima imagen que se procesiona el Domingo de Ramos por la tarde, y el Viernes Santo por la mañana. Destacan también la preciosa imagen de la Virgen del Rosario, cuya celebración se reviste de una gran importancia durante el mes de octubre. También las imágenes de San José, el Corazón de Jesús, San Sebastián, y naturalmente la Patrona, la Virgen de la Merced que precede el Altar Mayor.

Flanqueando su fachada tiene dos torres campanarios, características de esta iglesia, así como su inconfundible color amarillo y blanco.

Este templo tan estupendo, como ya lo dije antes, reboza de una grande y profunda espiritualidad, ideal especialmente para la reflexión y la meditación profunda. Estando en él, caemos en la cuenta de que tal vez en algunos pocos o muchos años, nosotros ya no estaremos acá, pero este templo seguramente sí lo estará, y permanecerá como lo ha hecho hasta ahora, incólume e indestructible con el paso de los años y de los siglos.

Cuando venga a Guatemala, para nosotros nuestra Guatelinda, véngase dispuesto a hacer esas profundas reflexiones, que seguramente le harán entender mejor su vida y la de sus allegados, sean familiares o amigos. Es como entrar a una dimensión desconocida, para después volver y apreciar así mejor nuestra existencia, y nuestro diario vivir.

¡Los esperamos! ¿Verdad?

Altar Iglesia La Mercer

Altar Iglesia La Mercer

Share Button
Próximos Términos de búsqueda:

Deja un comentario

Pin It