El Parque Central… solaz y esparcimiento

Un lugar para el solaz y esparcimiento del cuerpo, de la mente, del alma. Eso es el Parque Central de Antigua Guatemala.

Pero no siempre fue así, y como siempre muchas cosas se hacen sin imaginar en lo que finalmente van a parar. Originalmente se le llamó La Plaza Mayor, y era eso, la plaza principal de la ciudad, sin ningún tipo de vegetación, como un lugar para que las personas colocaran sus ventas, convivieran o se manifestaran.

En la época Colonial, el trazo urbanístico generalmente utilizado era el del tipo parrilla, con una plaza central, alrededor de la cual se distribuían calles y avenidas, y en cuyos costados iría una catedral o iglesia importante, una Municipalidad, alguna edificación de leyes y un centro de comercio.

En Antigua Guatemala, antigua capital del Reino Español, esto se cumplió a cabalidad. Una plaza mayor constituida en el centro de la ciudad, rodeada por la iglesia de San José Catedral, el palacio del noble ayuntamiento o Municipalidad, el Real Palacio de los Capitanes Generales, y el portal del comercio, también llamado de las panaderas por la cantidad de personas que vendían pan en dicho lugar.

Parque Central de Antigua

Parque Central de Antigua

En ese momento la ciudad no se llamaba Antigua, sino Santiago de los Caballeros, y fue asentada en el Valle de Panchoy el 10 de marzo de 1,543. Este asentamiento constituía la tercera vez que se hacía. La primera fue en Iximché (Tecpán, Chimaltenango), en el año 1,524, donde debido a los continuos ataques y rebeliones de los indígenas decidieron cambiarse al Valle de Almolonga; corría el año 1,527, y acá debido a la inundación provocada por el Volcán de Agua, nuevamente toman la decisión de cambiarse, asentándose finalmente en el Valle de Panchoy, hoy Antigua Guatemala.

Los indígenas llamaban a este valle de “Panchoy”, que quiere decir “laguna seca”, por lo que se presume que hace muchos años este valle habría sido un lago, pequeño o grande no sabemos, ¿tal vez similar a Atitlán?, ¿quién sabe? La realidad es que aún hoy en día, persiste en este lugar mucha humedad, y cuando se ha excavado se ha encontrado agua, producto de corrientes subterráneas. De hecho, el agua para el consumo de la ciudad se obtiene por medio de pozos.

Una vez fundada la ciudad, se pensó también en proporcionar agua a la misma, necesaria para el consumo humano, el lavado de la ropa y para bebedero de los animales. Así que además de los acueductos respectivos, era necesaria la construcción de fuentes en las diferentes áreas de la ciudad.

Se nombró al Sr. Diego de Porres como fontanero de la ciudad. Este señor era hijo de Don José de Porres, constructor a quien se debe la iglesia de la Catedral. Y fue Diego de Porres, quién por encargo del Conde de la Gomera, realizó la hoy famosa Fuente de las Sirenas, que majestuosamente se yergue al centro del Parque Central.

Turismo en el Parque Central de Antigua

Turismo en el Parque Central de Antigua

El Conde de la Gomera, se inspiró para su realización en una leyenda sobre un rey, cuyas hijas dieron a luz y no quisieron amamantar a sus pequeños hijos, lo cual dio lugar a que el rey las condenara a que fueran amarradas a un palo colocado en el centro de un ojo de agua, en donde murieran de hambre y de sed. Tal vez por eso sus rostros parecen como impenetrables e impasibles, y sostienen entre sus manos los senos que no supieron dar generosamente a sus pequeños y que ahora deben dar agua a los pobladores de la ciudad.

Esta fuente fue confeccionada por Diego de Porres en el año de 1,738; y fue finalmente restaurada por Rodolfo Galeotti Torres en el año de 1,940.

Constituye sin lugar a dudas, el atractivo principal del parque, a su alrededor existen hermosos arriates, ornamentados con plantas, árboles y flores. Muchas bancas se sitúan en diferentes partes para solaz y esparcimiento de turistas y pobladores. Todo enmarcado dentro de un ambiente lleno de paz y tranquilidad, a ciertas horas o días de fiesta interrumpidos por el sonar de música folklórica o popular, producida por grupos locales o extranjeros; o bien, por el bullicio de los niños o la charla de las personas que fluye diáfana y espontánea en este maravilloso lugar.

Cuando venga a Antigua Guatemala, creo que este es el lugar obligado para visitar en primer lugar. De acá, observando a sus moradores, vendedores ambulantes y guías de turismo, podrá planificar cómo encarar los diferentes sitios y monumentos que desee visitar.

El Parque Central de Antigua Guatemala, lugar ideal para descansar, para relajarse, para observar a la naturaleza y a las personas, charlar con amigos, hacer nuevas amistades, meditar, reflexionar y vivir con más ánimo, cargar nuestra alma con renovadas e insospechadas energías que sólo en esta bella tierra guatemalteca, mi Guatelinda, su Guatelinda, nuestra Guatelinda, es posible de obtener.

Vista del Parque Central de Antigua

Vista del Parque Central de Antigua

Share Button
Próximos Términos de búsqueda:

Deja un comentario

Pin It