La Iglesia y Convento de las Capuchinas… un lugar de recogimiento y espiritualidad

Su nombre original: “Convento e Iglesia de Nuestra Señora del Pilar de Zaragoza”. Ahora más conocido como “Las Capuchinas”.

Está ubicado en la 2ª Avenida Norte y la 2ª Calle Oriente. Éste fue el 5º y último Convento que se construyó en aquella época. Y también fue el 1º en dejar de exigir una dote para las nuevas internas, circunstancia que impedía a muchas jóvenes de escasos recursos acogerse a la vida religiosa.

Sin embargo, esto sólo fue un precedente ya que en el convento solamente se aceptaban de 25 a 28 monjas bajo la supervisión de una abadesa. Según parece a Santa Teresa de Ávila no le gustaba que fueran más de 18.

Éste lugar, donde se construyó tan magno convento, parece que estaba destinado originalmente para un proyecto llamado “del niñado”; y las monjas de la Orden de las Clarisas Capuchinas deberían haber estado adjuntas al Convento del Carmen. Esta orden de las Clarisas Capuchinas pertenece a la 2ª orden de San Francisco, constituye la rama femenina de la reforma franciscana, y tienen un marcado carácter contemplativo de clausura. Pero al Arzobispo de aquel tiempo el Sr. Juan José Gómez de Parada, no le pareció conveniente, y después de consultas con el Rey Felipe V, logró su aprobación y hasta ayudó a su financiamiento.

Una Foto de La Iglesia y Convento de las Capuchinas… un lugar de recogimiento y espiritualidad

Vista del Convento de Capuchinas

Su construcción se inició en el año de 1,731; después de algunos cambios estructurales y de diseño, se terminó en el año de 1,736. Todo esto se hizo bajo la supervisión de Diego de Torres, Arquitecto Mayor de la Ciudad.

La aprobación para la llegada de las Monjas Carmelitas a Guatemala, la hizo el Rey Felipe V en el año 1,725. Así que cuando ellas llegaron a Guatemala, tuvieron que estar un tiempo en el Convento del Carmen.

Finalmente, en 1,736, las monjas tomaron posesión de su nuevo convento. La rutina diaria de las profesas estaba regida por una estricta disciplina que incluía las reglas máximas de pobreza, penitencia y ayuno, asimismo deberían subsistir solamente con las limosnas proveídas por los fieles.

Entre las estructuras sobresalientes de dicho convento, están la llamada “Torre del Retiro” que es única en América, son 18 celdas dispuestas en forma circular y cada una tiene su propio retrete y área de estudio, lo que ha motivado que se la considere como la primera edificación de apartamentos del continente. Debajo de esta área del noviciado se encuentra una columna de 3 metros de diámetro en forma de hongo que sostiene y forma la base de esta edificación. Este sótano además, probablemente habrá servido también como bodega.

Su iglesia consta de una sola nave y no posee alas a sus costados. Tiene dos áreas para coros, una en la planta baja a un lado del altar y la otra en la parte superior al final de la nave.

La fachada de esta iglesia monástica, al igual que la de la Escuela de Cristo, fue trabajada en piedra, característica que la hace diferente a todos los demás templos coloniales de la ciudad.

En su interior posee muchas criptas que no eran exclusivas para el entierro de sus miembros, sino que también eran usadas para el recogimiento y la oración, lo que da a este lugar una profunda espiritualidad.

A pesar de que la orden patronalmente estaba dedicada a la Virgen del Pilar, su iglesia siempre estuvo dedicada al Arcángel San Miguel a quien tenían una profunda devoción.

Sin embargo, este monasterio sólo existió 47 años, aunque en este tiempo tan corto fue un ejemplo espléndido de la vida conventual.

Una Foto de La Iglesia y Convento de las Capuchinas… un lugar de recogimiento y espiritualidad

Pasillo en el Convento de Capuchinas

Con los terremotos de Santa Marte en 1,773, pareciera que el convento no fue del todo afectado, pero debido al traslado obligatorio de la ciudad, fue totalmente desmantelado, y todos sus bienes fueron trasladados al nuevo templo de San Miguel de Capuchinas en la actual ciudad capital de la Nueva Guatemala de la Asunción.

Con la propiedad en un total abandono, finalmente fue autorizada su venta en el año de 1,813, y sus instalaciones se destinaron para varios usos, como el secado del café en sus patios y también funcionó una tintorería.

En el año de 1,943 comenzó su preservación. Hacia el año 1,950, el Instituto de Antropología e Historia de Guatemala desarrolló trabajos de restauración. Y en 1,972 se instalaron las oficinas del Consejo Nacional para la protección de
La Antigua Guatemala. En la actualidad constituye uno de los sitios más visitados por los turistas nacionales e internacionales.

Visitar este lugar es realmente mágico, nuestra imaginación vuela de manera indescriptible al contemplar sus instalaciones, es uno de los lugares mejor conservados y que mejor reflejan la vida monástica conventual de aquella época.

Una Foto de La Iglesia y Convento de las Capuchinas… un lugar de recogimiento y espiritualidad

Convento de Capuchinas

Una Foto de La Iglesia y Convento de las Capuchinas… un lugar de recogimiento y espiritualidad
Próximos Términos de búsqueda:

Una respuesta en “La Iglesia y Convento de las Capuchinas… un lugar de recogimiento y espiritualidad”

  1. Victoria Mora dice:

    Hola,,, buenos dias

    Yo quisiera estar por unos dias en meditacion,,,, quisiera saber si puedo contar con ustedes,

    mi idea es buscar la paz y estar en un sitio que me permita
    pensar y organizarme espiritualmente.

    soy de cosTA Rica y me interesa mucho su respuesta y desde luego, saber el precio de dinero por da.

    Muchas bendiciones..Victoria

Deja un comentario

Pin It