La Universidad de San Carlos de Borromeo… centro de estudios superiores

El primer Obispo de Guatemala, el licenciado don Francisco Marroquín, fue el primero en darse cuenta de la gran necesidad de este centro de estudios superiores, indiscutiblemente necesario en el Nuevo Mundo.

La visión del Obispo Marroquín ya había empezado a tomar forma con la fundación del Colegio Universitario de Santo Tomás, en el año de 1,562. Establecido de manera muy particular para becados pobres, se impartían las clases de filosofía, derecho y teología.

Ya en el año de 1,548, el obispo había enviado una carta al monarca español, solicitando su autorización. Sin embargo, ya no pudo ver la culminación de sus anhelos puesto que falleció el 9 de abril de 1,563.

Fue hasta el 31 de enero de 1,676 que el monarca español Carlos II, por medio de una Real Cédula autorizó su fundación. Pero inició labores hasta el 7 de enero de 1,681.

Contribuyeron para su establecimiento muchos de los bienes legados por el obispo Marroquín con el Colegio de Santo Tomás, así como también los del Correo Mayor Pedro Crespo Suárez y su esposa doña Isabel de Loaiza.

Pasillo en Universidad de San Carlos de Borromeo

Pasillo en Universidad de San Carlos de Borromeo

Recibió finalmente la bula de aprobación papal, el 18 de junio de 1,687; 10 años después de su fundación y 6 años después de que iniciara sus labores.

La Universidad de San Carlos (USAC), como hasta la fecha se la conoce, inició sus clases con 60 estudiantes. La constitución exigía la libertad de cátedra y obligaba a que se leyeran doctrinas filosóficas contrarias para motivar la dialéctica y la discusión de ideas.

Fue la 4ª Universidad en América. Las primeras cátedras fueron: Cánones, Leyes, Medicina, Teología Escolástica, Teología Moral y dos cursos de lenguas.

La construcción de su bello edificio al estilo mudéjar, fue obra del Arquitecto Mayor José Manuel Ramírez, cuyo estilo arquitectónico también se refleja en el Colegio Tridentino y en la iglesia de Santa Rosa.

Su arquitectura rica en detalles visibles, incluso en sus techos, consiste en una serie de aulas que se disponen alrededor de un patio central con cuatro corredores.
Este edificio, sede actual del Museo de Arte Colonial, está ubicado cerca del Parque Central, sobre la 5ª Calle Oriente a un costado de la Catedral.

Belleza arquitectonica Universidad de San Carlos de Borromeo

Belleza arquitectonica Universidad de San Carlos de Borromeo

Los terremotos de 1,751 así como los de 1,773 lo dañaron seriamente pero no afectaron su estructura. Y después de reparaciones hechas por el Arquitecto de aquella época don Luis Diez de Navarro, continuó funcionado hasta el año de 1,777. Ya para esta fecha muchos se habían trasladado a la nueva capital y le llegó el turno a su universidad.

Como sus instalaciones permanecían en buen estado, se le dio uso para diferentes menesteres, ahí funcionó una escuela pública para niños, también fue biblioteca y teatro municipal. Hasta que finalmente se le ubicó como Museo de Arte Colonial.

El museo alberga una extensa colección de arte de los siglos XVI y XVIII. Son alrededor de 133 obras, entre esculturas, pinturas y muebles.

Este edificio de singular belleza es otro de los grandiosos monumentos que aún permanecen en Antigua, y que gracias a su perfecta conservación vale la pena visitar en esta bella ciudad Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Patio de La Universidad de San Carlos de Borromeo

Patio de La Universidad de San Carlos de Borromeo

Share Button

Deja un comentario

Pin It